Backache

Muchas de las personas que acuden a nuestro estudio Pilates BCN lo hacen para readaptarse o recuperarse de antiguas lesiones de espalda o también para prevenir la aparición de dichas lesiones. Quizás una de las más habituales sea la protusión y posterior hernia discal.

Lamentablemente, las lesiones de los discos intervertebrales son bastante comunes: estos discos, cuya función es mejorar la movilidad y estabilización intervertebral, están formados por un núcleo pulposo y un anillo fibroso alrededor. Cuando este anillo se degenera y se desgarra se produce la protusión discal: el disco pierde su forma y se abomba (también se le llama “hernia contenida”). La protusión es el paso previo a la hernia discal, que se produce cuando el disco se rompe y su núcleo (todo o en parte) sale al exterior.

Cada vez son más los fisioterapeutas y médicos que recomiendan Pilates para prevenir y/o tratar la hernia de disco, ya que el dolor que se produce normalmente disminuirá bastante y además relajará los músculos, haciéndolo sentir mucho mejor y menos tenso. La práctica del Método Pilates es recomendable ya que es de bajo o nulo impacto cuando sufrimos una lesión discal. Es aconsejable el trabajo en estudio, con las maquinas de Pilates que ofrecen asistencia y más comodidad.

El protocolo de trabajo del método Pilates se focaliza en la activación, fortalecimiento y coordinación de los músculos profundos y superficiales del tronco. Referente a la columna vertebral, tanto en alineación como movilización, se busca gradualmente fortalecer, flexibilizar y coordinar la estabilidad de la zona lumbar. Paulatinamente y crucial, es el estiramiento de la cadena posterior. Es de sumo interés, remarcar que a través de pilates se proporciona al disco intervertebral un tiempo de reposo mediante descarga y alineación con ejercicios específicos para los discos intervertebrales.

Mediante este nuevo despertar sensitivo, se promueven hábitos saludables. Una postura correcta tanto erguida como sedente, el pasaje cuidado de la vertical a la horizontal y viceversa, levantar pesos de manera segura, etc.

El pilates es una buena opción para tratar a una persona con hernia discal, ya que el dolor que se produce normalmente disminuirá bastante y además relajará los músculos, haciéndolo sentir mucho mejor y menos tenso.

PilatesHerniaDiscal2